Panorama actual de la educación a distancia en Chile

La educación a distancia penetró en el contexto educacional chileno hace algunos años y ha tenido un crecimiento importante, sin embargo, estas cifras aún están por debajo de potencias en este ámbito como Brasil, Australia o Estados Unidos.

Santiago, 24 de noviembre de 2019

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se llama educación a distancia, educación en línea, educación online o e-learning (de "electronic learning") a la capacitación, la enseñanza o la adquisición de conocimientos a través de plataformas online o internet.

 

Los beneficios evidentes de este tipo de enseñanza son que el estudiante no debe concurrir a ningún centro, escuela, instituto o universidad para acceder a una preparación, sino que solo necesita un computador, Tablet  o teléfono celular y una conexión a internet para llevar adelante su formación. Al mismo tiempo, la educación a distancia provoca un cambio profundo en el proceso formativo, pues se debe sustituir la interacción directa del profesor con el alumno y la del alumno con el grupo de compañeros por medio de recursos tecnológicos que permitan enriquecer la experiencia de aprendizaje del estudiante, para que no sea una formación reducida al uso de videos y láminas de power point.

 

Si bien en Chile la educación online ha ganado terreno en los últimos años, está muy por debajo de los índices más adelantados en este ámbito: en el año 2014, 15 mil estudiantes se matricularon en programas de educación a distancia, mientras que en el 2018 la cifra aumentó a 35 mil, lo que se traduce en un aumento del 140 %. Ahora bien, este significativo aumento no permite que Chile alcance los niveles de países a la vanguardia en este tema: por ejemplo, en Brasil, un 17 % de los estudiantes de educación superior corresponden a educación a distancia, en Australia un 16 % y Estados Unidos un 15 %. En Chile, la matrícula a distancia alcanza al 2.9 % del total de estudiantes. 

 

Ventajas del modelo de educación a distancia

 

La ausencia de un profesor presencial y de un horario establecido por una institución, se transforma en una oportunidad de crecimiento para el estudiante, pues este contexto educativo permite desarrollar diversas herramientas personales. Una de ellas es la autodisciplina, pues, al no haber un control exterior sobre el actuar del estudiante, este debe imponerse voluntariamente de la disciplina necesaria. Muy relacionada a lo anterior, la autonomía es otra fortaleza que se desarrolla en este tipo de educación, ya que se requiere de un estudiante independiente que sea capaz de tomar decisiones y de convivir con la libertad y responsabilidad de su contexto. Además, este estudiante debe desarrollar competencias de proactividad, capacidad de investigación y curiosidad intelectual para resolver problemas que se presenten en el proceso de formación a distancia que ha emprendido. En síntesis, se fortalece la capacidad de toma de decisiones y de resolución de problemas, lo que repercute positivamente en su formación.Fuente: 

 

Fuentes:

https://mba.americaeconomia.com/articulos/reportajes/educacion-superior-en-linea-que-tan-atrasado-esta-chile

https://www.iplacex.cl/blog/este-es-el-panorama-actual-de-las-carreras-online-en-chile

https://www.educacionchile.cl/2019/03/05/educacion-online-y-formacion-docente/

https://www.economiasimple.net/glosario/e-learning

 

gallery/noticia 3