¿De qué forma se debe redactar adecuadamente un ensayo como una tarea de escritura?

Una tarea habitual a la que deben enfrentarse los estudiantes, tanto en su etapa escolar como en educación superior, es la redacción de un ensayo, ante lo cual, y no pocas veces, navegan por la web en la búsqueda de un modelo que les oriente en la realización de esta tarea. En este posteo se expondrán las características generales del ensayo y se propondrá un esquema básico de plan de texto que permita facilitar la realización de un ensayo.

¿Qué es un ensayo?

Un ensayo es una composición escrita en prosa en la que un autor expone su interpretación personal sobre un tema o, más precisamente, en la que un autor desarrolla sus ideas sobre un tema, sin necesidad de explicar en profundidad la metodología empleada ni detenerse en un marco teórico que justifique el desarrollo de sus argumentos, lo anterior con el objetivo de una mayor legibilidad y capacidad explicativa.

En el género ensayo prevalece la secuencia textual argumentativa y su propósito fundamental es presentar y defender un punto de vista personal del autor en torno a un tema que debe ser polémico. Como todo texto, debe presentarse una introducción, desarrollo y conclusión:

  • La introducción es para plantear contexto, tema, problemática y presentar la idea personal sobre el problema (esta última puede estar omitida en la introducción y ser revelada a lo largo del desarrollo).
  • El desarrollo es la parte más importante del ensayo, en la cual se plantea la línea argumental del texto.
  • La conclusión, finalmente, cierra el texto por medio de la validación de la tesis y la síntesis de los argumentos.

Plan de texto

Para poder producir un ensayo de manera adecuada, a continuación se presenta un plan de texto que actúa como guía para que el estudiante pueda desarrollar su trabajo:

  • Defina tema: en el caso de un ensayo, el tema debe tener un componente polémico, es decir, que admita, al menos, dos puntos de vista. Se debe tener claridad que sobre los hechos no se argumenta; sobre las opiniones relacionadas con los hechos, sí.
  • Identifique un problema: siempre un tema controversial va a tener una problemática, vale decir, un elemento que necesite ser solucionado. Se debe tener en cuenta que un problema es la consecuencia negativa de un hecho. Por ejemplo, el consumo de drogas en los adolescentes es un hecho, no un problema; los efectos nocivos en la salud del joven es el problema.
  • Plantee una tesis: determinado el problema, la tesis debe aparecer como la propuesta de solución o postura personal sobre el problema. Si la problemática es el efecto negativo de la droga en el joven, la tesis es la propuesta de solución («se debe enseñar en los colegios sobre las consecuencias del consumo de droga») o la tesis es la postura personal («Considero a la droga como un elemento destructor de la juventud actual»).
  • Haga el rastreo de información: la mala argumentación se desarrolla sobre la base de la creencia y la suposición. Es necesario buscar información sobre el tema, de manera de opinar con conocimiento sobre lo que se escribe. Es recomendable recopilar datos, opiniones de expertos, casos que puedan ser comparables, etc.
  • Presente tres argumentos: no es regla, pero es un número adecuado de razones que se deben aportar para demostrar que la tesis que plantea el texto es válida. Un argumento es insuficiente; cinco argumentos es un exceso, pues cada uno requiere un desarrollo adecuado.
  • Desarrolle los argumentos completamente: no se debe solo plantearlos, sino que deben ser validados por medio de argumentación, explicación y evidencia. Por ejemplo, si se trabaja la tesis «se debe enseñar en los colegios sobre las consecuencias de la droga», se debe preguntar ¿por qué? y la respuesta será un argumento: «porque cuando se maneja información seria sobre el tema, se toman mejores decisiones». A continuación, se debe explicar el razonamiento, es decir, qué relación tiene la cantidad de información que se tiene con las decisiones del sujeto para terminar con un dato, una cita, una estadística o un caso de éxito que actúe como evidencia.
  • Presente una conclusión: se debe cerrar el texto. En este apartado es pertinente reiterar la tesis ya como un hecho comprobado («En conclusión, se debe enseñar en los colegios sobre las consecuencias de la droga») y resumir los argumentos planteados. Se recomienda realizar una proyección del tema, lo que consiste en plantear algunas preguntas que quedaron pendientes en el ensayo para futuras producciones.
  • Incluya la bibliografía: un trabajo serio siempre está respaldado en fuentes confiables y estas se deben listar en la bibliografía. Existen diferentes formatos de bibliografía según la norma que se deba seguir: APA, MLA, ISO 690, etc. Word tiene un gestor bibliográfico y también los puedes encontrar en la web, si no sabes cómo organizar una bibliografía.

Deja un comentario